¿Qué es el Rosin?

El rosin también conocido como dabs, es una particular extracción de resina de cannabis resultado de la combinación entre presión, temperatura, tiempo de presión, sin olvidar el factor más importante, la materia vegetal. Si nuestra materia vegetal no está en buenas condiciones, no tendremos un buen extracto como resultado.  

Una materia vegetal en buenas condiciones debe tener la humedad suficiente y una buena cantidad de resina.

que es el rosin

¿Por qué el rosin se vuelve una resina tan popular?

Además de ser considerada  unas de las extracciones más limpias, puesto que no utiliza solventes ni productos químicos para su elaboración, la cual consiste en aplicar calor y presión a las flores de cannabis, más específicamente, a los tricomas. Esta extracción es muy fácil de hacer, se necesitan elementos muy simples, es muy seguro si se quiere desarrollar en casa y contiene gran presencia de terpenos. 

Los Terpenos son las moléculas presentes en los tricomas de la cannabis y brindan sabor y aroma a tus flores

¿Para qué sirve el rosin?

Esta preciada resina resulta muy útil por sus múltiples beneficios respecto a otros tipos de extracciones, sin olvidar que es considerada una de las extracciones más limpias debido a que no es necesario el uso de solventes para su obtención. 

Entre los principales beneficios de esta extracción se encuentran el poco tiempo que conlleva el proceso de extracción, no requiere pasos adicionales como purificar o diluir en aceite para su consumo, bajo coste de utilización de herramientas versus calidad del producto obtenido y fundamentalmente el hecho de que para fumarlo no necesitas generar combustión, por ende no estarás inhalando monóxido de carbono.

¿Cómo hacer rosin?

Una de las principales ventajas de apretar nuestras flores es que su proceso es sencillo, rápido, se puede hacer en casa de manera segura, económica, y en unos pocos minutos con herramientas domésticas comunes.

La extracción se puede hacer con flores de cannabis, kief o hash. Cuanto mayor sea la calidad de la materia prima, mayor será la calidad de la resina prensada. Al apretar kief no obtendremos un rosin de tanta calidad en comparación al apretar cogollos en proceso de secado.

Al prensar la materia vegetal de la planta de cannabis, comenzara a expulsar un aceite caliente de color amarillo claro o ámbar. Ya falta poco!

Herramientas necesarias para prensar nuestras flores:

  • Material de cannabis, ya sea flor (idealmente de entre 7 y 10 días de cosechado), kief o hash
  • Plancha para el cabello, puedes utilizar desde una plancha para el pelo o idealmente una prensa especial para rosin (Ipress), con una configuración de 97 °C o menos (las temperaturas muy altas pueden arruinar los terpenos y el sabor de la resina)
  • Papel siliconado, papel para hornear antiadherente o de preferencia papel de rosin
  • Tijeras para picar la materia prima
  • Mallas de nylon de grado alimenticio donde añadiremos nuestra materia prima
  • Dabber o palita para recolectar el rosin que obtendremos 
  • Guantes de nitrilo resistentes al calor para manipular la materia y cuidar nuestra resina
  • Opcionalmente podemos utilizar un cronómetro para llevar el conteo exacto del tiempo de apriete

Instrucciones para prensar rosin

  1. Primero cortamos o desmenuzamos nuestra materia vegetal
  2. Recortamos un poco de papel siliconado para luego doblar por la mitad, cuidando que el lado liso del papel quede hacia el interior, ya que es el lado que debe quedar en contacto con la materia  vegetal
  3. Introducimos la materia vegetal en las mallas de microfibra. Si no tienes mallas puedes hacerlo compactando la cannabis dentro del papel siliconado, preocupándote siempre de dejarla bien al centro, con el fin de expulsar la resina del campo de calor y así cuidar los terpenos
  4. Configuramos la temperatura de la plancha para el cabello o prensa de rosin, (140° si es blanca de cabello / 95° si es una prensa de rosin) e insertamos el papel, asegurándonos de que todo el material esté entre las planchas calientes.
  5. Aplicamos presión firme (5 a 15 segundos para el caso de la plancha de pelo; 90 segundos si utilizas una prensa de rosín), mientras vemos nuestro rosin escurrir por el papel 
  6. Retiramos y abrimos cuidadosamente el papel siliconado, y con la ayuda de un dabber u otra herramienta para recopilar el rosin, raspamos el rosin del papel.

Notas Importantes: 

  • Siempre tratar de utilizar guantes ya que de esta manera cuidamos nuestra resina.
  • La temperatura y tiempo de prensado dependen de tu prensa o plancha, cantidad de material y principalmente del estado de hidratación de la materia vegetal que vamos a utilizar al momento de prensar
  • El color de la resina va a depender el tiempo de maduración del tricoma y no necesariamente de la temperatura que se utilizó para prensar 
  • Mientras antes salga la resina del campo de calor, mayor será la presencia de terpenos en tu rosin

Diferencia entre rosin, wax y bho

Las extracciones llegaron para quedarse y tomar terreno en el mundo cannábico, siendo el rosin unas de las más populares. Sin embargo, ¿cuál es la diferencia entre wax, bho y rosin?

A pesar de que ambas extracciones de cannabis comparten la misma fisonomía, la diferencia entre el Rosin y otras extracciones reside en su proceso de obtención,  sabores, efectos y sobre todo su composición.

Wax: El Wax (en inglés cera) se refiere a todo aquel producto obtenido a partir de la extracción de cannabis con o sin solventes y cuya concentración de cannabinoides es particularmente elevada. Término mayormente utilizado para aludir a extracciones con solventes 

BHO: (Butane Hash Oil), extracción que se prepara utilizando gas  butano como disolvente para extraer los principales cannabinoides y terpenos de las flores de cannabis. 

Rosin: Extracción de cannabis considerada la más natural dentro de las existentes, se elabora apretando o prensando flores de cannabis en una prensa a calor constante (entre 70° y 110° C) por un tiempo que puede ir desde 1 a 10 minutos.

¿Qué distingue al Rosin?

La principal diferencia entre el rosin y otros concentrados atractivos, como el aceite de hash de butano, es el hecho de que no hay solventes en todo el proceso. Algunos argumentan que el bubble hash también se encuentra en esta categoría, sin embargo el uso de agua como lavado técnicamente lo convierte en una extracción a base de solventes. El Rosin solo usa calor y presión en el proceso de fabricación, lo que significa que es realmente un extracto sin solventes.

Efectos de fumar rosin

Los efectos psicotrópicos del rosin son muy similares a los producidos por el cannabis, generando emociones de relajación, satisfacción y alegría.

Existen muchas organizaciones que están a favor de la normalización del uso del cannabis, el potencial terapéutico ha sido revisado ampliamente por numerosas instituciones científicas. 

A continuación te dejamos algunos beneficios comprobables del rosin:

Relajación: Fumar rosin puede tener un efecto relajante, especialmente para aquellas personas que son altamente activas. 

Creatividad: El lóbulo frontal del cerebro trabaja la memoria, el lenguaje, el movimiento y la autoconciencia, así como la originalidad y la creatividad. A la media hora del consumo de esta sustancia esta región cerebral se activa completamente, por lo que estudios demuestran que mejora la creatividad. 

Sueño Reparador: Los cannabinoides como el THC inducen el sueño y extienden el tiempo en el que se está en sueño profundo. El sueño profundo ocurre durante el tercer y cuarto ciclo de sueño, y es en el momento en que el organismo se repara. Por eso recibe el nombre de sueño reparador, en el que el sistema inmunológico se revitaliza y se recarga.

Comer: En ocasiones, las personas cuando no se sienten en buen estado de salud, pierden el apetito. Al fumar estimulamos los receptores mejoran el apetito. Aunque el mecanismo al completo se desconoce, se sabe que hay una densidad elevada de receptores CB1 en los núcleos paraventricular y ventromedial del hipotálamo, áreas cerebrales implicadas en la regulación del apetito.

Reducir las náuseas: Como afirma el estudio de la “Academia Nacional de Ciencia, Ingeniería y Medicina de EEUU” el THC que se encuentra en el cannabis tiene un potente efecto antiemético (reduce náuseas y vómitos) y por eso es ideal para el tratamiento de pacientes que realizan quimioterapia.

Anticonvulsivo: Cada vez son más los estudios que confirman los beneficios del cannabis como anticonvulsivo, tanto así que ya se aplica como tratamiento, especialmente en enfermedades como el Parkinson y la esclerosis múltiple.

¿Qué se usa para fumar rosin?

La variedad de extracciones y productos derivados del cannabis sigue aumentando a medida que continúa la investigación y el desarrollo en el sector. Un segmento de la categoría que ha explotado en popularidad es el rosin, una extracción sin solventes que gana una cantidad significativa de participación en el mercado.

Los concentrados de cannabis son tan versátiles como las flores de marihuana, a continuación detallaremos los mejores métodos para fumar resina de cannabis.

Vaporizador:  

Vaporizar es una forma segura de consumir concentrados, en este mercado podemos encontrar dos tipos de vaporizadores, portátiles y vaporizadores de mesa

Vaporizadores de mesa como el Volcano o el Firefly permiten, gracias a una rejilla especial, vaporizar aceites de cannabis tipo BHO o Rosin. Resultan muy útiles para vaporizar rosín, a pesar de que estos dispositivos necesitan electricidad y no pueden ser transportados en tu bolsillo como otros vaporizadores. 

Los vaporizadores portátiles son muy cómodos, ya que puedes llevarlos a cualquier lugar contigo. Al regular la temperatura podrás definir exactamente qué rango de cannabinoides vas a consumir. De esta manera, podrás decidir con anticipación qué efecto tendrás.

El lado positivo de un vaporizador de extracciones, es que no es necesario realizar una combustión para su consumo. Los sabores se respetan por completo y obtenemos los mismos beneficios que en la vaporización de cogollos de cannabis. Un método saludable de consumo.

Inhalado en forma de Dab

Se trata de un método ideal para los que desean aprovechar al máximo el potencial de su extracción, tanto a nivel de los terpenos como de la concentración de cannabinoïdes.

Será necesario tener un banger equipado de un clavo para realizar la vaporización del concentrado. El clavo se calienta con un soplete, o con una resistencia electrónica (e-nail).

La desventaja de este método de consumo es que requiere un equipo relativamente grande, y que no es nada discreto. Si te gusta consumir tranquilamente en casa y disfrutar de los sabores y efectos de tus concentrados, este es tu método ideal 

Impregnado en un cogollo de cannabis

Consiste en bañar un cogollo de cannabis con resina. Se puede también espolvorear previamente con un poco de kief para obtener unos cogollos de cannabis que no olvidarás fácilmente.

Lo ideal es utilizar un cogollo compacto para que la resina pueda pegarse de forma uniforme en la totalidad del cogollo. El rosin debe ser lo suficientemente líquido para pegarse fácilmente en la materia vegetal. Se pueden obtener diferentes resultados dejando libre la imaginación y utilizando todo el potencial ofrecido por la planta de cannabis.

1 Comentario
  1. Andres Rodriguez 3 meses

    Buena info! graacias!

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

©2022 Resina Company

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?